jueves, 8 de diciembre de 2016

Lolita


Título: Lolita
Título original: Lolita
Autor: Vladimir Nabokov
Editorial: Anagrama
Serie: Autoconclusivo
Número de páginas: 380

Sinopsis:
La historia de la obsesión de Humbert Humbert, un profesor cuarentón, por la doceañera Lolita es una extraordinaria novela de amor en la que intervienen dos componentes explosivos: la atracción «perversa» por las nínfulas y el incesto. Un itinerario a través de la locura y la muerte, que desemboca en una estilizadísima violencia, narrado, a la vez con autoironía y lirismo desenfrenado, por el propio Humbert Humbert. Lolita es también un retrato ácido y visionario de los Estados Unidos, de los horrores suburbanos y de la cultura del plástico y del motel. En resumen, una exhibición deslumbrante de talento y humor a cargo de un escritor que confesó que le hubiera encantado filmar los pic-nics de Lewis Carrol.


Autor:
San Petesburgo, (1899-1977). Vladimir Nabokov, novelista estadounidense de origen ruso, poeta y crítico, es considerado como una de las principales figuras de la literatura universal. Tras escapar de su país a raíz de la revolución Rusa, Nabokov se graduó en la Universidad de Cambridge con la máxima calificación. Bajo el seudónimo de Vladimir Sirin comenzó a escribir para los diarios de los emigrantes rusos en Berlín. Su fama literaria fue discreta hasta la publicación en París de Lolita (1955), obra que supuso su consagración como escritor. El territorio exclusivo de Nabokov es la tragicomedia compleja, en la que el tiempo y el espacio se condensan o se expanden, y las metáforas y los símiles se entremezclan en un juego incesante.




Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos paladar abajo hasta apoyarse, en el tercero en el borde de los dientes. Lo-li-ta.



Creo que esta es una de las obras más importantes de la literatura universal pero no solo decidí leerla por eso sino también porque vi numerosos recortes de sus páginas que me encantaron y al saber que todos pertenecían al mismo libro me hizo querer leerlo aún más.


¡No somos demonios sexuales! ¡No violamos como los buenos soldados! Somos caballeros tristes, suaves, de mirada perruna, lo suficientemente bien integrados para controlar nuestros impulsos en presencia de adultos, pero dispuestos de dar años y años de vida por una sola oportunidad de tocar a un nínfula. Hay que subrayarlo, no somos asesinos. 


La historia está narrada en primera persona y nos la cuenta el principal protagonista Humbert Humbert, es un hombre solitario, atractivo pero con gustos bastante peculiares, su debilidad son las nínfulas; niñas entre 8 y 12 años, le gusta observarlas, acariciarlas… Todo esto me chocó muchísimo a mí en un principio porque realmente todo lo relacionado con este tema nos perturba y nos produce asco pero decidí seguir con el libro y fue una buena decisión realmente. 


Por favor, lector: a pesar de tu exasperación contra el tierno, morbosamente sensible, infinitamente circunspecto héroe de mi libro, ¡no omitas estas páginas esenciales! Imagíname: no puedo existir si no me imaginas. 


Humbert está buscando una casa para vivir de alquiler, visita varias y encuentra la casa de Charlotte. En esta casa no encuentra nada de lo que quiere, no es una casa bonita y tampoco le parece agradable la compañía de esta mujer pero todo cambia cuando le enseña el jardín donde encuentra a su hija Lolita, una muchacha de doce años extrovertida y preciosa tumbada en el césped. 


¡Frígidas damas del jurado! Yo había pensado que pasarían meses, años acaso, antes de que me atreviera a revelar la naturaleza de mis sentimientos a Dolores Haze; pero a las seis ya estaba despierta, y a las seis y cuarto ya éramos , técnicamente, amantes.  Y voy a decirles algo que les sorprenderá: ella me sedujo.


Eso es realmente lo que le hace quedarse a vivir en esa casa tan destartalada y con Charlotte intentando entablar día si y día también conversación con él cuando lo que Humbert quiere es observar todo el tiempo que pueda a su nínfula. 


Pero, con franqueza, éstas son cuestiones que no vienen al caso; no me interesa en absoluto el llamado «sexo». Cualquiera puede imaginar esos elementos de animalidad. Una tarea más importante me atrae: establecer de una vez por todas la peligrosa magia de las nínfulas.


A partir de este momento es cuando el libro comienza a tomar cuerpo e insisto en que aunque la primera impresión choque mucho intentad leerlo hasta el final porque puede gustaros o por el contrario disgustaros pero sabiendo lo que ocurre de principio a fin. 



Digámoslo así: la posición de una estrella es importante, pero la ubicación más práctica para una nevera en la cocina puede ser aún más importante para la esposa novel. 


Quería destacar la narración del libro porque realmente la parte con dialogo es mínima y aún así me ha enganchado muchísimo, la manera de contar la historia del autor es adictiva y no pierdes el hilo, en esto tengo practica porque cuando hay mucha narración suelo perderme con facilidad pero en este ha sido todo lo contrario y eso me ha parecido un gran punto a favor. 



Vivimos no solo en un mundo de pensamientos, sino también de cosas. Las palabras sin el acompañamiento de la experiencia carecen de sentido.


Pese al tema central del libro a mí me ha acabado gustando bastante, no solo por la manera en la que me lo han contado sino porque en el fondo Humbert lo que siente es admiración, cariño y un gran amor por todas esas niñas que están en la flor de la vida, su belleza única que no está ni en la zona infantil ni en la adolescente. Y con algunas frases de las que ponga podréis ver como realmente Humbert quiere y adora a Lolita desde el primer momento que la ve, aunque me guste esta historia, obviamente, no concibo que el amor o la adoración que pueda sentir le lleve a forzar a ninguna niña ni nada por el estilo, supongo que no hacía falta aclararlo pero prefiero dejarlo claro ahora. 



Resulta evidente que no podía matarla, aunque algunos hayan imaginado lo contrario.  ¿Es que no lo comprenden? La quería. Era un amor a primera vista, a última vista, a cualquier vista.



En fin, me ha gustado bastante este libro y espero que os guste tanto como a mí. ¡Feliz día!









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...